Hacia un modelo de aprendizaje socioemocional integrado en la instrucción en el aula : 2ª parte

Los principios de desarrollo y aprendizaje  socioemocional, descritos hasta ahora, resaltan la necesidad de utilizar un enfoque integrado, con un tratamiento tanto de amplitud como de profundidad. Incluso el enfoque de un programa, lo más estructurado posible, tiende a ser limitado para reforzar y equilibrar estos principios. Para promover cambios en el comportamiento diario y  manejo de habilidades, de los estudiantes, se requieren cambios en la práctica educativa diaria.

Estos cambios, no tienen porque ser intensivos en tiempo,  y de coste excesivo. De alguna manera, tienen el potencial de ser de mayor eficiencia y de facilidad de implementación, para las escuelas. Según nuestra experiencia, las demandas y presiones, de tiempo, son una razón de baja implementación de experiencias de aprendizaje socioemocional. Muchos educadores relatan la importancia y el valor de éste, pero no lo encuentran factible por demandas de tiempo, atención y recursos. Si el personal de una escuela, recibe formación y asesoría en cómo usar estrategias específicas de aprendizaje socioemocional, y estructuras, durante la interacción diaria, estas estrategias pueden llegar a interiorizarse como la práctica educativa por defecto, más que otra carga  curricular. Incluso , cuando hay un coste financiero y de tiempo, para ello, la eficiencia y sostenibilidad, de este enfoque, tienen un beneficio a largo plazo.

No se sugiere, que los programas de aprendizaje socioemocional, debieran ser eliminados, todo lo contrario, pensamos que desempeñan un papel importante. Pensamos que las escuelas necesitan un enfoque compatible, con ambos , formando parte de un esquema  multinivel  de respuesta basado en las diferentes necesidades  de los estudiantes.

Un enfoque, basado en un continuo, puede ser un punto de partida para cualquier escuela, y ofrecer una estrategia integrada de aplicación, sea cual sea el alcance de otros programas adicionales y demás apoyos. Hoy en día, solemos ver mas una aproximación de niveles 1 y 2, según el esquema  multinivel de respuesta :

mtss2

En el otro extremo, y poco extendido, es el enfoque de prácticas diarias integradas, pero que aún suelen no estar basadas en la evidencia, ni formar parte de una estrategia general . Es en esta parcela, donde la investigación puede fortalecer esta aproximación integrada, y mejorar la eficiencia, eficacia, y continuidad de la instrucción y desarrollo del aprendizaje socioemocional.

Una manera de pensar en este cambio, es mediante la metáfora de «desde marcas hacia ingredientes esenciales «. Siguiendo esta metáfora culinaria, significaría pasar de un enfoque basado en materia prima empaquetada y de marca (programas), a otro basado en ingredientes esenciales, como minerales y vitaminas ( estrategias esenciales y de beneficio). Hasta la fecha, poca investigación ha examinado estos ingredientes individuales, y este cambio requerirá  el avance de la investigación en esta área para desarrollar, aplicar, evaluar  que ingredientes y/o combinación de estos , se relacionan con mayor resultados positivos para niños y adolescentes.

Una manera de acercarse a este objetivo, puede ser utilizando el marco de » componentes esenciales  basados en la evidencia » ( traducción libre del vocablo evidence based kernels), se podemos definir como  » unidades fundamentales de influencia comportamental que subyacen la efectiva prevención y tratamiento». Estas unidades son pequeñas ( como actividades específicas), que ya no serían efectivas si las dividiéramos en otras de menor tamaño. Al impactar el comportamiento por si solas, estas unidades o componentes pueden ser usados como estrategia y prácticas individuales, o estar integradas dentro de programas. Embry y colaboradores, creadores del concepto, proponen que los componentes esenciales  pueden hacer frente a algunos retos, en el campo de la prevención e intervención, incluyendo los costes  y retos logísticos de implementación de programas intensivos. Ellos sugieren también, que estos componentes, no tienen que suplantar programas sino en todo caso reforzarlos  o suplementarlos , y ampliar la diseminación de estrategias efectivas, por ejemplo, cuando programas a gran escala, son impracticables.

Otro marco, que puede ser útil, para reflexionar sobre este enfoque sería el de la innovación disruptiva, donde el énfasis en la eficiencia, y en la ampliación de la distribución, también es evidente. Las innovaciones disruptivas simplifican ofertas de productos o servicios existentes que sobrepasan las necesidades de la mayoría de los clientes ( la mayoría de las necesidades para la mayoría de los clientes). En relación con el aprendizaje socioemocional, basado en el aula, una innovación disruptiva pudiera ser una versión mas simple de estrategias, derivadas y extraídas de programas estructurados, como rutinas para gestionar y regular las emociones y resolver conflictos.

Fuente principal :

Social  and  emotional learning in schools, from programs to strategies. Jones and Bouffard, 2012 :

http://eric.ed.gov/?id=ED540203

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Creative Commons License
Except where otherwise noted, the content on this site is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.